Embisten asaltos a la Ciudad de México

Por Aldair Teutle
Nota informativa

Para los chilangos, el tema de los asaltos está en boga

Las condiciones sociales y económicas adversas que aquejan al país, aunado al clima de inseguridad y violencia, generan problemáticas permanentes, tal como es el robo.

Para la capital, esta práctica siempre ha sido común. Sin embargo, a lo largo de los últimos 10 años los asaltos han alcanzado índices críticos, y los delincuentes implementan día con día, nuevas maneras que resultan más sofisticadas para operar.

Dentro del ámbito económico, son muchas las problemáticas, comenzando por la falta de empleo y los bajos salarios. Debido a esto, el poder adquisitivo decrece con rapidez, el encarecimiento de la vida se expande, y los niveles de pobreza se elevan cada trimestre.

El aumento salarial para este año, ha sido de dos pesos con 43 centavos. El sueldo mínimo para el Distrito Federal es de 64.76 pesos diarios, cuya cifra lo convierte en uno de los más bajos del mundo.

En el aspecto social, cabe mencionar que durante la administración de Felipe Calderón, de 2007 a 2012, los homicidios dolosos per cápita se acrecentaron en más de 65%, mientras que los secuestros se incrementaron en 250% y las extorsiones en 94%, según datos de denuncia del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).

La percepción de los ciudadanos capitalinos en cuanto a la seguridad pública se torna clara al respecto, la gran mayoría está preocupada por el alto número de delitos.

De acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), hecha por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en diciembre de 2013, revela que 68.0% de la población de 18 años y más, considera que vivir en su ciudad es inseguro, frente a un 31.9% que opinó sentirse segura.

Las dos últimas ilustran la gravedad del problema; el pasado 19 de febrero, un estudiante de derecho fue asesinado en su propia escuela, la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), al ser perseguido por asaltantes, quienes le despojaron de 80 mil pesos.

Asimismo, el pasado lunes se registró un asalto en el centro comercial Parque Lindavista, donde cuatro hombres y una mujer armados, atracaron al menos a ocho de los clientes y empleados de una tienda de aparatos de cómputo. En el hecho, la policía capitalina solo logró detener a un hombre de 20 años llamado Alberto Rodríguez Canchola.

Capital agredida

En ese contexto, acorde al Informe estadístico delictivo de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) de diciembre de 2013, indica que la delegación Iztapalapa ocupa el primer lugar en la tasa delictiva de ilícitos, con 2,255 averiguaciones previas del fuero común.

Le siguen las delegaciones Cuauhtémoc (1,997 averiguaciones), Gustavo A. Madero (1,760), Coyoacán (966), Benito Juárez (937).

Se les conoce como delitos del fuero común a aquéllos donde el efecto del delito recae sólo en la persona que es afectada por la conducta del delincuente.

Ejemplo de ello son: amenazas, daños en propiedad ajena, agresiones sexuales, fraudes y abusos de confianza, homicidio, lesiones, robo en cualquiera de sus modalidades, etcétera.

Estos ilícitos son perseguidos por los Ministerios Públicos del Fuero Común, investigados por las procuradurías de justicia y juzgados por el Poder Judicial de cada una de las entidades federativas.

La PGJDF clasifica los delitos según el grado de afectación, y estos pueden ser de alto o bajo impacto. Los delitos esenciales de alto impacto perpetrados son: el robo a vehículo con o sin violencia, robo a transeúnte con o sin violencia, robo a negocio con violencia, robos a bordo de un autobús, taxi y en el interior del Metro.

De igual manera, el Centro de Investigación para el Desarrollo, A. C.: (CIDAC), realizó una distribución similar. Los principales delitos de alto impacto son: robo a casa habitación, robo a transeúntes, robo con violencia, robo de autopartes o vehículo, secuestro, homicidios y la parte de lesiones y extorsiones.

El asalto a transeúnte se erige como una de las principales afectaciones en la ciudad. Conforme con las estadísticas de la PGJDF, señalan que la Coordinación Territorial (CT) Benito Juárez 4, tiene la mayor incidencia de atracos, donde integra las zonas de Portales Norte y Sur, Santa Cruz Atoyac, Letrán Valle y San Simón Ticumac. Con 439 denuncias le prosigue la CT Venustiano Carranza 1, que integra colonias como la Merced, Morelos, Michoacana, Popular Rastro y Valle Gómez.

Otras áreas con altas cifras de denuncias son: Álvaro Obregón 1, que comprende las colonias Plateros, Santa Lucía, Jajalpa, Emperadores y Torres de Potrero, Cuauhtémoc 2, que abarca desde la Colonia Guerrero hasta Tlatelolco, y Cuauhtémoc 8, que incorpora colonias como Doctores, Buenos Aires, Obrera, Tránsito y Paulino Navarro.

La PGJDF clasifica los delitos según el grado de afectación, y estos pueden ser de alto o bajo impacto. Foto: Google imágenes.

Anuncios

Publicado el 25 febrero, 2014 en Sin categoría y etiquetado en , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Déjanos tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Reflexions d'una periodista

Sobre periodisme, xarxes socials i altres...

Pedro Echeverría V.

Escritos Anticapitalistas.

Blog de Buholegal

Información relevante y útil para todos

A %d blogueros les gusta esto: